agresión sexual

ESTADOS
VIOLENCIA
   Y atender a víctima de Jeremías Marquines
OSC exigen a Astudillo aplicar la ley contra agresor sexual
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 08/03/2017

Organizaciones civiles demandaron al gobernador de Guerrero,  Héctor Astudillo, que garantice una investigación apegada a la ley en el caso de agresión sexual cometida contra Glafira Morales Suástegui, por Jeremías Marquines Castillo, director del medio Bajo Palabra. 
 
En un comunicado, las organizaciones Zihuame Xotlametzin, Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en Guerrero, Aliadas por la Justicia y Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, entre otras, pidieron una investigación exhaustiva en averiguación 12030270200037/1101/17 del 11 de enero de este año.
 
Dice la petición: “Señor Gobernador: Le solicitamos instruya a quien corresponda para que se proporcione la atención integral mandatada en la Ley 553 de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el Estado de Guerrero para la señora Glafira Morales Suástegui, e intervenga en el seguimiento  puntual y adecuado”.
 
En el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, las organizaciones demandan que la autoridad investigadora esclarezca el caso y garantice impartición de justicia pronta y expedita para ella y para todas las víctimas; y exigieron que el Estado garantice el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia.
 
El pasado primero de marzo, Glafira dijo en conferencia de prensa  que el pasado 5 de enero fue atacada sexualmente por Jeremías Marquines Castillo, quien es su yerno y a quien denunció  el 11 de enero ante la Fiscalía General del Estado (FGE). Informó también que médicos legistas de esa institución emitieron dictámenes que confirman la agresión.
 
La prensa local también difundió que a la fecha el inculpado sigue libre y que ha iniciado una campaña de desprestigio contra Morales Suástegui y contra su familia. 
 
17/AGM/GG








NACIONAL
VIOLENCIA
   PGJEM lo había absuelto
Apelación logró condenar a Gabriel Reyes, quien violó e intentó matar a Xochitl
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 02/03/2017

Tras el juicio de apelación presentado por la defensoría de Xochitl, se logró revocar la sentencia de libertad que había otorgado la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) a Gabriel Gamaliel Reyes Balderas, quien violó e intentó asesinar a la joven.
 
La Sala Colegiada Penal de Toluca reconoció que no se hizo una adecuada investigación ni se valoraron las evidencias a través de la perspectiva de género, como lo ordena la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en los casos de violencia hacia las mujeres.
 
Por tanto, la Sala ordenó al Ministerio Público de Ixtlahuaca girar una orden de aprehensión en contra del potencial feminicida y violador, y lo condenó a 15 años de prisión, con lo cual dejó sin efecto la decisión de la jueza, María Ledit Becerril García, de absolver al delincuente, explicó a Cimacnoticias la abogada del Gadh, Yesmerai Betanzos.   

El juicio de amparo fue presentado el miércoles pasado por el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social AC (Gadh), con el fin de revocar la liberación de Reyes Balderas.
 
LAS IRREGULARIDADES  
 
El 27 de mayo de 2015, Gabriel Gamaliel Reyes Balderas amenazó con una pistola a Xochitl, quien salía de su escuela en el municipio de Ixtlahuaca, Estado de México (Edomex), la obligó a subir a una camioneta donde la violó, le dejó dos costillas rotas, lesiones en el cuello por intento de ahorcamiento, múltiples golpes en la cara y amenazó con asesinarla.
 
En un descuido del agresor, ella logró escapar, lo denunció y lo encarcelaron en junio del año pasado, pero el 5 de enero fue absuelto de la acusación al considerar que no existían “pruebas suficientes y pertinentes” para su sentencia.
 
El proceso estuvo lleno de irregularidades y negligencias: Xochitl nunca fue informada del debido proceso por parte de sus abogadas de oficio, nunca recibió los citatorios para acudir al Ministerio Público (MP) de Ixtlahuaca y continuar la demanda, además fueron desechadas como evidencias la camioneta y el semen del agresor, y dudaron de la declaración de la víctima, a pesar de que ella lo reconoció físicamente.
 
REPARACIÓN DE DAÑOS Y SEGURIDAD
 
La Sala Colegiada Penal de Toluca también ordenó la reparación de daños a la víctima, por lo que el delincuente deberá pagar indemnización por daño moral y material a Xóchitl “para que pueda tener una debida atención psicológica”. De la misma forma, está condenado a una multa para la administración de la justicia, informó Betanzos.
 
Por el momento se ordenó a la policía ministerial de Ixtlahuaca que se dediquen a localizar a Gabriel Reyes, quien se encuentra prófugo, por lo que Xochitl mantendrá las medidas de seguridad otorgadas por la PGJEM por el peligro inminente que enfrenta.
 
Asimismo el agresor podría ser investigado por otros ataques contra mujeres del Edomex, pues durante la agresión a Xochitl hizo hincapié en que no era su primera víctima. “No es un hecho aislado, esta persona probablemente ya haya perpetrado otro tipo de ataques a mujeres”, agregó la abogada.
 
Entre las resoluciones pendientes que considerará la defensoría, en conjunto con la víctima, está levantar cargos en contra de la jueza, María Ledit Becerril y de las autoridades del MP de Ixtlahuaca, quienes omitieron juzgar con debida diligencia.
 
La abogada Yesmerai Betanzos considera que la resolución es un avance importante y significativo para la justicia de las mujeres en el Edomex, una de las entidades más violentas para ellas. “Que se haya reconocido un error por parte de una jueza y que se dicte una sentencia condenatoria es dar un paso para que las víctimas puedan estar tranquilas y saber que se puede hacer un buen trabajo con el poder judicial”, afirma.
 
17/RED/RED








INTERNACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Colombia, justicia a medias
Periodista Jineth Bedoya testifica por enésima vez como víctima de paramilitares
Imagen retomada de you tube
Por: la Redacción
Cimacnoticias/Cerigua | Guatemala, Gua.- 01/03/2017

La periodista colombiana, Jineth Bedoya ha tenido que relatar más de 11 veces su secuestro, tortura y agresión sexual a manos de paramilitares de ese país y este miércoles testifica nuevamente, por lo que la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y la Red Mundial de Defensa para la Libertad de Expresión (IFEX), han llamado a la Procuraduría General de Justicia de Colombia, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y al juez que supervisa el juicio para asegurarse de que esta vez se haga justicia.

Tanto IFEX como la FLIP piden justicia en el juicio contra los presuntos autores de crímenes contra Jineth Bedoya, periodista y activista de derechos humanos, conocida por informar sobre los grupos paramilitares de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el año 2000 fue secuestrada, torturada y agredida sexualmente por paramilitares; luego, en 2003 fue secuestrada por las FARC. La historia de Bedoya se ha convertido en sinónimo de la impunidad y la corrupción que está arraigada en el sistema judicial colombiano; su lucha se presenta como un caso emblemático en la campaña No Más Impunidad de IFEX.

La Fiscalía ha sido negligente en la presentación de pruebas: los testimonios que son fundamentales para el caso, así como los análisis médicos, se presentaron 10 años después de que los crímenes fueran cometidos.

Además, desde 2012, tres ex paramilitares han sido acusados como parte del proceso penal, sin embargo al 2016 solo dos de ellos han sido sentenciados por el secuestro de Bedoya, y sólo uno por el delito de agresión sexual; ninguno de los cerebros criminales detrás de los ataques ha sido procesado.

En los casi 17 años en que el Poder Judicial se ha dedicado a investigar y procesar ineficazmente estos crímenes, varias personas involucradas, tanto perpetradores como testigos, han muerto o eludido a las autoridades; varios funcionarios estatales vinculados a los crímenes no han sido procesados; esto es indicativo del hecho de que las dos sentencias dictadas hasta el momento en el caso no son suficientes para exponer la verdad completa y lograr que se haga justicia.

Hasta la fecha, Bedoya ha ofrecido más de 11 declaraciones y relatos de lo que le sucedió; en múltiples ocasiones, ha tenido que describir lo ocurrido en mayo de 2000 y los actos de violencia sexual cometidos en su contra; en agosto de 2016, tanto el fiscal del caso contra los presuntos autores Alejandro Cárdenas Orozco y Jesús Emiro Pereira, como la defensa, solicitaron un nuevo testimonio de la víctima; el juez aceptó esta solicitud, y hoy Bedoya volverá a testificar.

Las organizaciones consideran que con esta revictimización y el hecho de que Bedoya deba volver a contar la historia de su secuestro, tortura y agresión sexual frente a sus agresores, se ignoran las normas nacionales e internacionales que protegen los derechos de las mujeres víctimas de violencia sexual.

A pesar de esto, y además del sufrimiento físico y emocional que esta situación le ha causado, Bedoya ha decidido testificar una vez más para sentar un precedente sobre los errores que el Estado colombiano ha cometido en su caso, así como en muchos otros juicios relacionados con la violencia sexual.

Finalmente, la FLIP e IFEX esperan que este caso avance positivamente hacia el reconocimiento de la verdad y la condena de todos los autores materiales e intelectuales involucrados, incluyendo a todos los funcionarios y ex funcionarios del Estado.  

17/RED/GG








Subscribe to RSS - agresión sexual