Juan Martín Pérez García

NACIONAL
INFANCIA
   SIPINNA Y DIF ausentes ante emergencia: Redim
   
Urgen medidas y protocolos de protección a infancia y adolescencia tras sismo
CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 30/10/2017

El sismo del pasado 19 de septiembre quebrantó los “espacios de protección” de cientos de niñas y adolescentes en el país, como sus escuelas y hogares, por lo que el gobierno mexicano debe elaborar medidas integrales de actuación que garanticen la seguridad, la salud emocional, y el cumplimiento del proyecto de vida de las afectadas, urgió el director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García.

En entrevista con Cimacnoticias Pérez García explicó que si bien tras el sismo de 7.1 grados los daños en inmuebles habitacionales y escuelas causó “la ruptura” de la vida cotidiana de la niñez mexicana, las niñas y adolescentes quedaron en mayor vulnerabilidad. Por ejemplo, las menores de edad que junto con sus familias tienen que ocupar albergues ahora dependen de personas ajenas a su círculo cercano para obtener alimentos, servicios de higiene y seguridad, lo que las pone en riesgo.

Sin embargo, denunció el defensor de los derechos de la infancia, no existen protocolos ni medidas de prevención y auxilio para que en los albergues y espacios que actualmente habitan las menores de edad afectadas por el sismo se les garanticen sus derechos y condiciones de seguridad.

“Un tema básico como bañarse se convierte en una batalla cotidiana, la intimidad de las niñas y adolescentes queda anulada, están en una lógica de exposición y eso trastoca su dignidad y su seguridad emocional”, aseguró. Tan sólo en la Ciudad de México siguen operando 11 albergues para las personas afectadas por el sismo, de acuerdo al sitio web del gobierno capitalino.

Pero, al igual que en otras entidades con daños como Puebla y Morelos, expuso Pérez García, en materia de niñez y adolescencia los planes de restauración únicamente abordan la condición de escuelas –al menos 12 mil 900 resultaron dañadas y de ellas 577 tendrán deberán reconstruirse de acuerdo a la Secretaría de Educación Pública- mas no en las afectaciones emocionales ni en las limitantes que enfrentará este sector para cumplir sus proyectos de vida. El Estado mexicano no tiene un programa integral.

“Las estrategias de reconstrucción carecen de la perspectiva de derechos de la infancia e invisibilizan a las niñas, niños y adolescentes”, denunció Pérez García, con lo que el gobierno federal y los de las entidades afectadas, han violado el artículo 4º  de la Constitución mexicana que los obliga a garantizar el interés superior de la niñez.

SIPINNA Y DIF, AUSENTES

Un reflejo del nulo interés de las autoridades mexicanas por atender a este grupo poblacional, es que pese a que el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), conformado por el titular del Ejecutivo nacional y los de las entidades, deben sesionar cada seis meses llevan un año sin hacerlo, lo mismo sucede con el SIPINNA en la Ciudad de México.

Por ello la Redim a través de la campaña #NiñezPrimero, la cual inició a raíz del sismo, urgió Enrique Peña Nieto a convocar de manera urgente a una sesión ordinaria con el SIPINNA “para coordinar las acciones planeadas para responder a la emergencia con enfoque de derechos de la infancia y adolescencia”.

El titular de Redim enfatizó que la actuación del  Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) también fue ineficiente tras el sismo, pues las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes que dependen del DIF "quedaron ausentes”. Al menos en la Ciudad de México, comentó, “se enfocaron principalmente en repartir despensas más que en trabajar desde el SIPINNA local y buscar la forma en la que el sismo impacte lo menos posible en el proyecto de vida de las y los menores de edad”, concluyó.

17/MMAE/LGL

 








REPORTAJE
VIOLENCIA
   Detrás, explotación sexual comercial y trata
Aumenta desaparición de mujeres adolescentes en el país: Redim
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 27/02/2017

La desaparición de mujeres adolescentes en México está relacionada con grupos criminales vinculados a la trata de personas con fines de explotación sexual comercial; y va en aumento, reportó la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).
 
Las zonas más afectadas por estas desapariciones son la frontera norte y el centro del país.  
 
Tan sólo en cuatro años, de los 57 casos registrados en 2010 se pasó a 612 casos para 2014, lo que representa un aumento de 974 por ciento, informó el director de la Redim, Juan Martín Pérez García en el Webinar “Niñez Desaparecida” hecho por Comunicación e Información de la Mujer AC (Cimac).
 
La organización ha documentado que las adolescentes entre 15 y 17 años de edad son el principal perfil de ataque contemplado por las redes criminales de trata de personas: 7 de cada 10 adolescentes desaparecidas son mujeres. Martín Pérez señaló que se tiene identificado un patrón común de edad, rasgos y zonas geográficas donde ocurren los hechos.
 
Las entidades donde sucede este crimen de lesa humanidad tienen una correspondencia con las regiones perpetradas por el crimen organizado y grupos criminales, de acuerdo a los datos recabados por la Redim.
 
En la frontera norte, Tamaulipas registró de 2006 a 2014 la desaparición de mil 629 niñas y adolescentes menores de 17 años, la entidad con mayor número de casos; le sigue Baja California con 257 casos y Coahuila con 193 adolescentes desaparecidas.
 
En Nuevo León se contabilizaron 114 casos y en Chihuahua hubo en el mismo periodo 108 adolescentes desaparecidas.
 
El centro del país es otro de los focos rojos ubicados por la Redim. El Estado de México -que en los últimos años se ha representado como un caso paradigmático, indicó García- registró 386 casos, es la segunda entidad con mayor reporte de adolescentes desaparecidas.
 
En Guanajuato se contaron 263 casos, en Puebla 236, la Ciudad de México tuvo 169 desapariciones, Jalisco 139 y Michoacán 123.
 
NIÑOS, ADOPCIÓN ILEGAL Y VENTA
 
Este vínculo delictivo también ha correspondido con otro sector de la niñez: niños varones menores de 4 años. En el mismo periodo, 2006 a 2014, mil 902 niños desaparecieron “lo que nos da cuenta es que la desaparición de niños pequeños está asociada a adopción ilegal y venta de niños”, dijo García.
 
Aunque destacan las entidades con cientos de casos, el Director de la Redim alertó que la desaparición de la juventud y niñez es una situación generalizada en todo el país. El organismo contó entre 2006 y 2014, 6 mil 725 casos de niñas, niños y adolescentes de 0 a 17 años de edad, desaparecidos en todo el país.
 
 
PROTOCOLOS DE BÚSQUEDA
 
Martín Pérez destacó que las acciones militares emplazadas por el Estado mexicano para abatir a estos grupos criminales no han logrado garantizar la seguridad de la niñez y juventud; por el contrario, han generado un miedo generalizado en el país.
 
El escenario se torna complicado debido a la ineficiencia de los sistemas y procesos normativos para la búsqueda de adolescentes y niñas desaparecidas. El especialista explicó que las entidades donde han desaparecido más mujeres son las que menos Alertas AMBER (sistema de uso para hacer anuncios de desapariciones) se han emitido.
 
Además, dijo, “organizaciones civiles han exigido por años la declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) para las acciones preventivas, para aquellos casos de víctimas de violencia y desaparición”, sin embargo su negación trae como consecuencia que las víctimas no logren ser localizadas o terminen siendo víctima de feminicidio, en la mayoría de los casos, afirmó Martín García.
 
“Estamos tratando que, a partir de que se denuncie la desaparición, sin que intervenga una denuncia penal, se inicie la búsqueda”, pues en la mayoría de las entidades se tiene que esperar 72 horas para la acción de búsqueda, “horas vitales para la vida de las adolescentes”, dijo el especialista.
 
PROTOCOLO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO
 
La Redim ha manifestado al Gobierno mexicano la necesidad incluir en la nueva Ley General de Personas Desaparecidas un capítulo específico sobre la niñez y juventud desaparecida, que permita generar un protocolo más eficiente de búsqueda con perspectiva de género. Para ello, dijo el especialista, se deben implementar sistemas de búsqueda inmediata y programas de acompañamiento social que contemplen las particularidades de cada caso.
 
La agrupación pide también crear una base de datos oficial que contemple información desagregada, con el fin de reconocer la magnitud del problema, un marco normativo que dé sustento a la ley y acompañamiento a los familiares de víctimas desaparecidas.
 
El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) es la instancia encargada de atender la   problemática, pero no ha logrado establecerse, debido a la falta de voluntad de otras entidades, apuntó Juan Martín.
 
“El resultado es que hoy no tenemos prácticamente ninguna actuación, ni preventiva, ni de cambio en las normativas para que puedan esclarecerse los 6 mil 700 casos de niños, niñas y adolescentes desaparecidos”, agregó el especialista.
 
ANTE IMPUNIDAD, INSTANCIAS INTERNACIONALES
 
La desaparición de mujeres adolescentes es poco visible, sobre todo al ser “intencionalmente opacada y ocultada” por el Gobierno mexicano, con el fin de no asumir su responsabilidad, no sólo a nivel nacional, sino con instancias internacionales, explicó Juan Martín.
 
El representante de Redim dijo que la mayoría de los casos se mantienen en la impunidad debido a la ausencia de las autoridades: “es imposible que un número tan alto de personas desparezca sin que ninguna autoridad pueda percatarse de ello, tenemos que tener claro es que el Estado mexicano no está respondiendo a la realidad”.
 
CRISIS HUMANITARIA
 
Esta situación, aseveró, ya ha sido señalada por diversas organizaciones internacionales como un crimen de lesa humanidad que podría ser considerada como una crisis humanitaria y de Derechos Humanos (DH) en el país.
 
Ante la falta de acciones, el camino que han considerado las organizaciones y la sociedad civil es acudir a los órganos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde la Redim ya tuvo una audiencia en abril de 2016. Ahí destacó la importancia de las organizaciones no gubernamentales en el proceso de la defensa de los DH y señaló al Estado mexicano la necesidad de generar acciones para la juventud y niñez.
 
17/HZM/GG
 








NACIONAL
INFANCIA
   Red por los Derechos de la Infancia
Desaparición de mujeres de 15 a 17 años subió 974 por ciento en cuatro años
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 24/02/2017

La desaparición de mujeres adolescentes, de 15 a 17 años de edad en el país, es hoy un severo problema: los casos aumentaron 974 por ciento de 2010 a 2014,  según datos de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim).
 
Así, de las 57 desapariciones de mujeres entre 15 a 17 años de edad registrados en 2010, se pasó a 612 casos el año 2014, pero ante esto, “el Estado mexicano sigue siendo omiso y negligente frente a este crimen de lesa humanidad”, afirmó el director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, al participar en el Webinar “Niñez Desaparecida” organizado por Comunicación e Información de la Mujer AC (Cimac).
 
“En el caso de mujeres adolescentes, estamos hablando de grupos criminales vinculados a grupos de trata para explotación sexual comercial”, señaló Pérez García, y eso puede explicar que, de 2006 a 2014, de los 2 mil 506 casos de adolescentes, entre 15 a 17 años de edad, reportados como desaparecidos, 7 de cada 10 eran mujeres, convirtiéndose en el grupo más afectado, dijo Pérez García
 
De acuerdo con datos de la Red, durante 2006-2014 las entidades que presentaron el mayor número de casos de mujeres desaparecidas menores de 17 años son: Tamaulipas con un registro de 609 casos; Estado de México; 386 casos, y Guanajuato con 263 casos.
 
Asimismo, los casos no son menores en otras entidades, por ejemplo, en Baja California se registraron 257 adolescentes desaparecidas, en Puebla 236 y en Coahuila 193.
 
Para atacar esta situación, Juan Martín Pérez informó que la Red ha solicitado al Estado mexicano desarrollar, dentro de  la nueva Ley General de Personas Desaparecidas, un capítulo específico sobre la niñez y juventud desaparecida, que permita reconocer su impacto, generar una base de datos oficial, así como crear un protocolo único de búsqueda a nivel nacional para localizar de manera eficiente a las víctimas.
 
EDOMEX, 400 DESAPARECIDAS
 
El director de la Redim destacó que el Estado de México (Edomex) es una entidad emblemática de este problema y en el año 2014 se contabilizaron 400 adolescentes desaparecidas, de las cuales existe la posibilidad que varios de esos casos hayan terminado en feminicidio. 
 
En esta entidad, dijo, “se puede observar la omisión de las autoridades para la investigación de estos hechos, son pocos los casos de éxito donde las adolescentes son encontradas”.
Juan Martín Pérez declaró que, ante ineficiencia de los sistemas mexicanos de justicia, la Red ha recurrido a organizaciones internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
 
Y recordó que en una audiencia ante ese organismo, en abril de 2016, la Redim destacó la crisis de derechos humanos que vive México y la “desaparición de la niñas, niños y adolescentes”,
 
17/HZM/GG








Subscribe to RSS - Juan Martín Pérez García