Jineth Bedoya

Error message

Deprecated function: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in include_once() (line 20 of /home/members/cimac/sites/cimacnoticias.com.mx/web/includes/file.phar.inc).
INTERNACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Colombia, justicia a medias
Periodista Jineth Bedoya testifica por enésima vez como víctima de paramilitares
Imagen retomada de you tube
Por: la Redacción
Cimacnoticias/Cerigua | Guatemala, Gua.- 01/03/2017

La periodista colombiana, Jineth Bedoya ha tenido que relatar más de 11 veces su secuestro, tortura y agresión sexual a manos de paramilitares de ese país y este miércoles testifica nuevamente, por lo que la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y la Red Mundial de Defensa para la Libertad de Expresión (IFEX), han llamado a la Procuraduría General de Justicia de Colombia, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y al juez que supervisa el juicio para asegurarse de que esta vez se haga justicia.

Tanto IFEX como la FLIP piden justicia en el juicio contra los presuntos autores de crímenes contra Jineth Bedoya, periodista y activista de derechos humanos, conocida por informar sobre los grupos paramilitares de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el año 2000 fue secuestrada, torturada y agredida sexualmente por paramilitares; luego, en 2003 fue secuestrada por las FARC. La historia de Bedoya se ha convertido en sinónimo de la impunidad y la corrupción que está arraigada en el sistema judicial colombiano; su lucha se presenta como un caso emblemático en la campaña No Más Impunidad de IFEX.

La Fiscalía ha sido negligente en la presentación de pruebas: los testimonios que son fundamentales para el caso, así como los análisis médicos, se presentaron 10 años después de que los crímenes fueran cometidos.

Además, desde 2012, tres ex paramilitares han sido acusados como parte del proceso penal, sin embargo al 2016 solo dos de ellos han sido sentenciados por el secuestro de Bedoya, y sólo uno por el delito de agresión sexual; ninguno de los cerebros criminales detrás de los ataques ha sido procesado.

En los casi 17 años en que el Poder Judicial se ha dedicado a investigar y procesar ineficazmente estos crímenes, varias personas involucradas, tanto perpetradores como testigos, han muerto o eludido a las autoridades; varios funcionarios estatales vinculados a los crímenes no han sido procesados; esto es indicativo del hecho de que las dos sentencias dictadas hasta el momento en el caso no son suficientes para exponer la verdad completa y lograr que se haga justicia.

Hasta la fecha, Bedoya ha ofrecido más de 11 declaraciones y relatos de lo que le sucedió; en múltiples ocasiones, ha tenido que describir lo ocurrido en mayo de 2000 y los actos de violencia sexual cometidos en su contra; en agosto de 2016, tanto el fiscal del caso contra los presuntos autores Alejandro Cárdenas Orozco y Jesús Emiro Pereira, como la defensa, solicitaron un nuevo testimonio de la víctima; el juez aceptó esta solicitud, y hoy Bedoya volverá a testificar.

Las organizaciones consideran que con esta revictimización y el hecho de que Bedoya deba volver a contar la historia de su secuestro, tortura y agresión sexual frente a sus agresores, se ignoran las normas nacionales e internacionales que protegen los derechos de las mujeres víctimas de violencia sexual.

A pesar de esto, y además del sufrimiento físico y emocional que esta situación le ha causado, Bedoya ha decidido testificar una vez más para sentar un precedente sobre los errores que el Estado colombiano ha cometido en su caso, así como en muchos otros juicios relacionados con la violencia sexual.

Finalmente, la FLIP e IFEX esperan que este caso avance positivamente hacia el reconocimiento de la verdad y la condena de todos los autores materiales e intelectuales involucrados, incluyendo a todos los funcionarios y ex funcionarios del Estado.  

17/RED/GG








INTERNACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Colombia rendirá su EPU estos días
Periodista colombiana secuestrada hace 16 años expone su caso ante ONU
CIMACFoto: Gabriela Mendoza Vázquez
Por: la Redacción
Cimacnoticias/Cerigua | Guatemala, Guate.- 19/10/2016

A partir de hoy y mañana, Colombia rendirá su Examen Periódico Universal ante Naciones Unidas. Previo a esta reunión, la periodista colombiana Jineth Bedoya, secuestrada, torturada y víctima de violación, se reunió con expertos internacionales que conforman el Comité de Derechos Humanos de la ONU, ante quienes expuso su caso el cual, continúa en la impunidad.
 
En entrevista ofrecida a Carmen Lucía Castaño para “Panorama RIDH”, señaló que “perdonar es muy difícil, cuando no se tiene la verdad en la mano”.
 
SU HISTORIA
 
La periodista Bedoya fue secuestrada el 25 de mayo del año 2000, fue torturada y agredida sexualmente mientras trabajaba en una investigación sobre una red de tráfico de armas y secuestrados en la que estaban implicados militares, policías, políticos, empresarios y funcionarios.
 
A 16 años de los hechos, sólo hay dos condenados como autores materiales, pero quien ordenó estos delitos permanece en la impunidad.
 
Bedoya, actualmente subeditora de “El Tiempo”, el diario más importante de Colombia, explicó que en su país han sido muchos los periodistas asesinados, secuestrados, amenazados y exiliados.
 
“A ellos les apagaron la voz, pero a mí no; cuando miro hacia atrás y veo el asesinato de Jaime Garzón, de Guillermo Cano, de los periodistas de El Espectador y de tantos otros colegas, creo que tengo una gran responsabilidad, porque sus casos ni siquiera han podido llegar a la instancia a la que ha llegado el mío”, dijo.
 
Añadió que a los periodistas en Colombia se les ha hecho creer que no tienen derechos; que su responsabilidad está ligada simplemente a informar y muchas veces llevan la peor parte, por hacerlo mal o por trabajar en los medios relacionados con los grupos económicos o con el gobierno de turno.
 
“Por eso hemos dejado de reclamar nuestros derechos: se nos ha olvidado decir que hoy la pauta oficial nos está autocensurando, que está cerrando los medios de comunicación pequeños y afectando a los medios alternativos; por eso era fundamental traer esa voz a este espacio”, indicó.
 
“Creo que el hecho de que un sobreviviente pueda intervenir en un espacio como éste le da mucho impulso al tema; eso fue lo que sentí al hablar con los expertos; su receptividad y la de la gente que estaba en la reunión, me hace sentir que vale la pena seguir haciéndolo pese a lo difícil que es”.
 
La investigación a la que se dedicaba cuando fue víctima de estos delitos era sobre una gran red de tráfico de armas y de secuestrados en la que estaban involucrados militares y policías que tenían negocios con los paramilitares cuyos compradores eran los miembros de la guerrilla.
 
“Yo lo estaba investigando sin saber todos los tentáculos y la dimensión que tenía ese entramado; hoy lo tengo muy claro, pero en ese momento solamente estaba jalando uno de los extremos y me estrellé contra la punta del iceberg que era una de las más grandes redes de corrupción que ha habido en Colombia; casi me matan”, recordó.
 
La red se desarticuló, pero quienes estaban involucrados hoy siguen en Colombia sin estar judicializados; algunos de ellos son empresarios en el negocio de la seguridad; no sé cuáles serán sus nexos actualmente, pero imagino que después de esa red hicieron otros actos de corrupción porque ése es su perfil.
 
Bedoya señaló que en este momento dos de sus victimarios están condenados, pero eso no la deja tranquila por una sencilla razón: ellos no dijeron la verdad; le pidieron perdón sólo porque al hacerlo iban a tener una rebaja de pena; “en la última audiencia decidí no aceptar ese perdón porque no es un perdón que nace del alma, sino del interés del beneficio que pueden obtener de él”, dijo.
 
Para la periodista colombiana, el perdón tiene que estar ligado a la verdad y ellos no la dijeron; en su criterio, si algo pudiera permitirle cerrar este ciclo sería conocer la verdad: quién lo ordenó y quien haya sido de la cara y lo acepte.
 
16/RED/LGL








Subscribe to RSS - Jineth Bedoya