Desata polémica iniciativa de ley para castigar la sátira política

NACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Proponen sancionar “mal uso” de imágenes de figuras públicas
Desata polémica iniciativa de ley para castigar la sátira política
Por: Silvia Núñez Esquer, corresponsal
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 19/06/2015

Una iniciativa de ley estatal para castigar el supuesto “mal uso” de las imágenes en las que aparezcan personajes de la política, desató polémica en Sonora al considerarse que atenta contra la libertad de expresión.
 
La ya bautizada como “Ley antimeme” fue presentada el pasado 16 de junio por la diputada local Selma Guadalupe Gómez Cabrera, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
 
Y es que la iniciativa de Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor, y la Propia Imagen del estado de Sonora, así como el proyecto de reforma al artículo 2087 del Código Civil estatal, parecen responder al uso de publicaciones compuestas por fotografías, caricaturas, ilustraciones con textos, o combinación de todos ellos, durante el pasado proceso electoral, sobre todo en redes sociales.
 
La propuesta contempla sanciones para quien dañe el llamado “patrimonio moral” de las personas. Aunque se excluye la privación de la libertad, se estipulan indemnizaciones que, dependiendo del daño, podrían constituir cifras elevadas e incluso, fuera del alcance de la persona sancionada por esa causa.
 
La iniciativa precisa que las multas no excederían los 300 salarios mínimos, cifra que en Sonora equivale a 21 mil 30 pesos.
 
El planteamiento de la diputada Gómez Cabrera desató revuelo entre periodistas que cubren el Congreso local, quienes le advirtieron que su propuesta revive delitos ya derogados en el Código Civil de Sonora.
 
También le hicieron ver que su iniciativa “atenta contra la libertad de expresión”, en particular en lo que se refiere a las publicaciones en redes sociales.
 
El concepto de “daño al patrimonio moral” incluye varios componentes: vida privada, derecho al honor y propia imagen. Es este último el que ha causado polémica pues se refiere directamente a las publicaciones en medios alternativos o tradicionales que “modifiquen, alteren, exageren o deformen la imagen de las personas, incluso que reproduzcan sin permiso la imagen original sin transformarla”.
 
De ser aprobada, la ley limitaría el uso de la imagen física de las personas original o con cualquier tipo de alteración. Define lo que es la imagen: “Es la reproducción identificable de los rasgos físicos de una persona sobre cualquier soporte material”.
 
El documento agrega que toda persona tiene derecho sobre su imagen, que se traduce en la facultad para disponer de su apariencia autorizando, o no, la captación o difusión de la misma.
 
Pero no sólo habla de las imágenes modificadas, sino de la propia imagen original que la persona difunda o publique, pues constituirá acto ilícito la difusión o comercialización de la imagen de una persona sin su consentimiento expreso.
 
Establece también que la imagen de una persona no debe ser publicada, reproducida, expuesta o vendida en forma alguna si no es con su consentimiento, a menos que dicha reproducción esté justificada por la notoriedad de aquella, por la función pública que desempeñe o cuando la reproducción se haga en relación con hechos, acontecimientos o ceremonias de interés público o que tengan lugar en público y sean de interés público.
 
Cuando la imagen de una persona sea expuesta o publicada, fuera del caso en que la exposición o la publicación sea consentida, con perjuicio de la reputación de la persona, la autoridad judicial, por requerimiento del interesado, puede disponer que “cese el abuso y se reparen los daños ocasionados”.
 
Según la iniciativa, la afectación se da con la captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos sin la autorización de la persona, pues esto constituye una afectación al “patrimonio moral”.
 
La utilización del nombre, de la voz o de la imagen de una persona con fines peyorativos, publicitarios, comerciales o de naturaleza análoga dará lugar a la reparación del daño que por la difusión de la misma se genere.
 
REACCIÓN ANTE LAS CRÍTICAS
 
Selma Guadalupe Gómez Cabrera presentó su propuesta justo una semana después del triunfo de la gobernadora electa, Claudia Pavlovich, bajo las siglas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), PVEM y Nueva Alianza (Panal).
 
Durante su campaña electoral, Pavlovich fue objeto de numerosas publicaciones en las que se criticaba o se hacía sorna de su físico, al que consideraban modificado con tratamientos cosméticos.
 
La iniciativa de ley ha generado incluso la difusión de varios “memes”, en los que se incluye a la diputada Gómez Cabrera y a la gobernadora electa.
 
También ha captado la atención de medios nacionales e internacionales, como algo insólito en un contexto de avance de libertad de expresión en medios alternativos.
 
15/SNE/RMB