Acusan de “contaminación auditiva” a locutora comunitaria

NACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Será procesada por “uso indebido” de espectro radioeléctrico
Acusan de “contaminación auditiva” a locutora comunitaria
Imagen retomada del sitio oaxacadiaadia.com
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 12/03/2014

La periodista comunitaria Alma Delia Olivares Castro tuvo que pagar una fianza de 25 mil pesos para quedar libre bajo caución luego de ser acusada de “contaminación auditiva”, informó la oficina en México de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC).
 
Alma fue detenida el pasado viernes 28 de febrero y trasladada desde el estado de Veracruz hasta el penal federal femenil de alta seguridad en Tepic, Nayarit, donde permaneció cinco días hasta que su familia pagó la fianza para que siga el juicio en libertad.
 
AMARC informó que los cargos iniciales fueron por el supuesto delito de “contaminación auditiva”, el cual no existe en la legislación mexicana y posteriormente fue reclasificado al de “uso indebido de un bien de la nación”.
 
Cabe resaltar que Alma Delia Olivares fue locutora de la radio comunitaria La Cabina, en el municipio de Omealca, Veracruz, sin embargo la emisora fue cerrada en marzo de 2011 al carecer del permiso de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).
 
En ese momento Alma tuvo que pagar una multa de 29 mil pesos, ya que la Ley Federal de Radio y Televisión establece una sanción administrativa en caso de tener un medio de comunicación sin permiso del Estado.
 
Por ello, la mujer de 34 años decidió retirarse de su labor como comunicadora. Sin embargo, en febrero pasado agentes de la PGR la detuvieron bajo la acusación de “contaminación auditiva”, aparentemente por parte de la presidencia municipal.
 
De acuerdo con AMARC, si se comprueba que Alma fue encarcelada por usar el espacio radioeléctrico para abrir una radio comunitaria, hay una grave violación a sus Derechos Humanos y al debido proceso, pues hace dos años pagó la sanción administrativa y no tendría que haber un proceso penal en su contra.
 
La asociación rechazó el uso abusivo del derecho penal para sancionar el ejercicio de la libertad de expresión, toda vez que las radios comunitarias, como lo ha señalado la ONU, son medios que posibilitan que las comunidades se expresen y contribuyen a la construcción de la democracia.
 
Destacó que Alma se suma a los comunicadores Paola Ochoa y Juan José Hernández Andrade, integrantes de una radio comunitaria en el municipio de Paso del Macho, Veracruz; a Héctor Camero, de Monterrey, Nuevo León, y a una larga lista de personas perseguidas por abrir un medio alternativo de comunicación.
 
En un comunicado, la AMARC señaló que estos casos demuestran que en México la libertad de expresión sólo puede sobrevivir bajo un acecho constante, porque a pesar del reconocimiento constitucional a la radiodifusión comunitaria, persiste la persecución por vía penal contra quien usa el espectro sin permiso.
 
Según la agrupación a Paola Ochoa, comunicadora de la Radio Identidad, llamada anteriormente Radio Diversidad, le fue confirmada la sentencia por el Tribunal Unitario de Circuito a dos años de prisión, pago de una multa y la pérdida de sus derechos civiles y políticos por el uso de una frecuencia sin autorización.
 
Mientras que Alma, quien también fundó una radio comunitaria en Veracruz, tiene un proceso penal en su contra. En ambos casos las emisoras abrieron foros públicos en los que la ciudadanía cuestionaba las decisiones de los gobiernos municipales.
 
Por ello es que para AMARC resultó preocupante que se siga haciendo uso del derecho penal para acallar a las voces disidentes. “Nos llama la atención el uso de la justicia a modo, diligente cuando se trata de encarcelar a comunicadoras, y torpe y sin resultados cuando se trata de investigar agresiones a periodistas”, concluyó.
 
14/AGM/RMB